icono-sumario Luis Reina, Director de la Escuela Taurina de Badajoz, habla con Mundotoro sobre el estado de Manuel Perera

 Manuel Perara en La Oportunidad I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

PATRICIA PRUDENCIO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

El novillero, Manuel Perera, continúa ingresado en la UCI del Hospital Universitario de Badajoz. Según Luis Reina director de su Escuela Taurina, recuerda que ayer cuando entró a visitarlo ‘me hablaba entrecortado y me decía que se sentía como adormilado, lógicamente estaba bajo los efectos del sedante. Lo más gratificante y esperanzador es que recordaba cosas del Bolsín de Ciudad Rodrigo, incluso me preguntó por los alumnos que se habían clasificado.’ Por otro lado, Reina, le trasladó todas las muestras de cariño y preocupación por parte de ganaderos y matadores, como Talavante, El Juli o Garrido, a lo que Perera respondió con sarcasmo y la voz quebrada: ‘Lo que quiero es que me echen vacas’.

Su estado es favorable, por el momento, no ha experimentado ningún tipo de retroceso, y las posibles complicaciones como eran los coágulos, poco a poco van desapareciendo ‘cada vez son más pequeños y eso es lo bueno. Estoy muy ilusionado, pero hablo con toda la cautela y mi nula experiencia médica’.  Lo mismo les ocurre a los médicos, pues no establecen plazos, son reservados, pero Luis explica que los profesionales aseguran: ‘Cuando se produzca el cambio, se dará de un día para otro. Es un proceso lento, no hay fechas’

‘Es muy duro verlo con la cara hinchada, por ello me imagino a los padres. Es muy duro. Algo importante es la esperanza que se refleja en las caras de los padres y los médicos.’ Esta es la percepción que traslada el que fuera matador de toros. Es cierto, que en estos momentos el joven espada conserva la mascarilla de oxígeno, pues según explica Luis Reina, ‘tiene mucha tos’. Pero rápidamente recuerda que lo importante es que cada vez tiene más lucidez y recuerda más cosas.