Vídeo resumen de la tercera de Salamanca I CHOPERA TOROSlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Salamancalinea-pie-fotos-noticias

Diego Urdiales cortó una oreja de mucho valor en el tercer festejo de la Feria de la Virgen de la Vega de Salamanca, en una tarde de climatología adversa, donde sopló un tremendo vendaval y la lluvia hizo acto de presencia, contratiempos que no impidieron que la pureza del torero riojano se expresara en total plenitud. El de Arnedo, que se presentaba en La Glorieta, tuvo el toro más importante de una corrida de Montalvo que quiso más que pudo, con la que dio la cara Ginés Marín, más que digno con un toro ‘de público’, frente al que hizo un esfuerzo no reconocido, mientras Aguado, también debutante en el coso castellano, plasmó en el tercero muletazos extraordinarios en una obra que el toro le impidió redondear.

El primero fue un toro bien presentado, bajo, serio y enrazado, de mucha transmisión al que Urdiales firmó una de sus mejores faenas ante el vendaval y la lluvia, desafiando los elementos. Faena cumbre, en la que ha tenido que torearlo muy cerrado, tragándole mucho en las primeras tandas ante un toro sin inercia ninguna. Colocándose perfecto el riojano, le echó la muleta por delante en muletazos cumbres por ambas manos y toreando sin arrebato, muy natural y con mucho relajo. Se le fue la mano un poco en la estocada, caída y baja. Por eso sólo cortó una oreja.

Mucha bondad pero ninguna raza el cuarto toro, bizco del pitón izquierdo, muy astifino. Llegaba al embroque y el toro no la empujaba.  Muy torero y muy paciente Urdiales, consintiendo todo al toro, se puso cerca y tiró de él suave, pero no le pudo ligar.

El segundo, muy bien hecho, bajo y fijo, con buena y mucha cara, pero de salida con el capote ya se aburrió, perdía celo y le faltó raza y fondo. Apenas lo picó Ginés Marín, que hizo un quite por chicuelinas muy bueno. Muy torero el inicio rodilla en tierra y luego anduvo pulcro con un animal que pronto se consumió pero al que extrajo siete u ocho muletazos extraordinarios.

Fuerte el quinto, con remate y cuajo. Hondo. Animal enrazado, bravo, pero difícil de torear, porque en la distancia larga metía la cara entre las manos, sorprendía y se venía con todo. La gente vio mucho toro desde el caballo. Ginés lo toreó bien con el capote, y cuando le empezó a protestar se puso más cerca pero ahí el toro venía sin irse. Hubo tres tandas de enorme mérito que el público, que aplaudió al toro en el arrastre, no tuvo en cuenta.

Toro muy bonito el tercero, bajo fino y con la cara para delante. Aguado le pega lances por el derecho tremendos, con el toro abriéndose en demasía hacia dentro y viniendo luego cruzado por el izquierdo, no por maldad sino por falta de raza. En la muleta el toro tuvo clase,  de embestida noble y bondadosa, pero le faltó raza y empuje. Hubo muletazos de trazo adormecido de categoría, a veces sueltos, a veces de dos en dos, pero son la ligazón para que aquello cobrara fuerza. Montado el sexto algo cuesta arriba y sin raza. Deslucido además. Aguado no tuvo ninguna opción.

FOTOGALERÍA DE LA TERCERA DE LA VIRGEN DE LA VEGA

Hierro de Montalvo - España Plaza de toros de La Glorieta, Salamanca. Tercera de la Feria de la Virgen de la Vega.  Tres cuartos de entrada. Tarde de vendaval. Toros de Montalvo, de distinta presentación y juego, noble pero medida de raza, que tuvo más intención que empuje, con un toro interesante, el primero, otro ‘de público’, el quinto, y un sexto que fue el más deslucido. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Diego Udiales, oreja y ovación
Ginés Marín, silencio y silencio
Pablo Aguado, ovación y silencio.

Quizá también puedan interesarte estas noticias:

Seis de Montalvo para La Glorieta

Faena cabal de López Chaves