Cuarto de la Feria de la Virgen de San Lorenzo I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Valladolidlinea-pie-fotos-noticias

Roca Rey reventó la tarde en el tercero, un colorado frente al que ya volteó en con el capote el sentido de la tarde. Faena impecable, ligada, sometida, no forzada, descrita en muletazos de abajo a abajo, de emocionante reunión, coronada con unas bernadinas de infarto, concluidas con un circular mirando al tendido. Apabullante. Las dos orejas fueron inapelables. El sexto fue un toro manso declarado, que no ocultó su gusto por la tapia desde los primeros tercios. Allí se fue a buscarlo el peruano para, en su terreno, convencerlo y desengañarlo hasta obligarle a tomar el engaño. Faena grande. Capacidad, frescura y recursos para encontrar toro en todos los terrenos. Otra oreja de ley.

Manzanares respondió a la contundencia de Roca Rey en el quinto, un gran toro de Domingo Hernández en el que afloraron todas las virtudes taurómacas del virtuoso alicantino. Desde el saludo capotero a una faena presidida por la plasticidad, el empaque y el dibujo de los muletazos, que tuvieron calidad y cadencia por los dos pitones. Además remató su obra de un soberano espadazo en la suerte de recibir. Antes, el público protestó la presencia del segundo, al que Manzanares trató de ligar faena, especialmente por el pitón derecho, por donde surgieron las series más loables de una faena, esencialmente dispuesta. El público le agradeció la dedicación

El Juli lidió con serenidad y dominio al primero, astado exigente al que quitó con brillantez por chicuelinas y cuya muerte brindó a Vargas Llosa. Anduvo centrado y seguro el torero madrileño, que con la mano derecha empujó el animal hasta hilvanar muletazos de una longitud considerable, más allá de donde quería embestir su oponente. Lo invitaron a saludar tras acabar con el de Domingo Hernández de pinchazo y estocada. El cuarto fue un toro medido de todo, que fue escaso enemigo para un torero tan poderoso. Estuvo muy por encima el torero que recogió otra cálida ovación de reconocimiento.

Hierro de Garcigrande - España Plaza de toros del Paseo José Zorilla, Valladolid. Cuarta de la Feria de la Virgen de San Lorenzo. Casi lleno. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández (1º, 2º y 4º), de dispar presencia y condición. Destacaron tercero y quinto. Hierro de Domingo Hernández - España
Julián López El Juli, ovación y ovación
José Maria Manzanares, ovación y dos orejas
Andrés Roca Rey, dos orejas tras aviso y oreja tras aviso

linea-punteada-firma1