El maestro Antonio Chenel 'Antoñete' siempre decía: 'El banquillo te curte o te pudre'. Hablamos del banquillo, pero en realidad hablamos del ostracismo. De aquellas temporadas en blanco, de días de duros entrenamientos, de soledad, de conversaciones íntimas, de nunca dejar de creer, de días en querer tirar la toalla... pero ¿todo eso vale para algo? Pues sí. Vale para que Manuel Escribano, que salió del llamado ostracimo con 'Datilero', de Miura, aproveche todas las opciones de sus astados, las inercias y entre a matar o morir; para que Chacón deje su nombre en Bilbao con un toro de medias arrancadas y con la cara arriba a base de ganar un paso hacia la cara del toro y tapar los ojos para llevar toreadas las 'embestidas', y para que López-Chaves de una lección de magisterio, de tocar suave y tirar de las embestidas, de estar relajado con dos toros de Miura, que lidió una corrida desigual de juego y en la que destacaron el primero y sexto. Pero, además de sacar provecho a la corrida, que en otras manos hubiera sido menos agradecida, fueron generosos y lucieron los toros en el caballo.


El sexto imponía miedo y seriedad con sólo aparecer en el ruedo. Serio, largo, agalgado y con caja. Castaño, pero de llamativo rojizo intenso, se dejó en el capote de Manuel Escribano, que lo recibió de hinojos frente a la puerta de toriles -como ya hiciera en el tercero-, para luego recetarle un ramillete de verónicas de bella factura jaleadas por el público. Bullicioso con las banderillas, el diestro sevillano supo entender a la perfección que el toro necesitaba venirse. Esa inercia le permitía salirse de la muleta, pues en la corta distancia el toro le costaba más y su embestida era más descompuesta. La estocada fue el resumen de su actuación: se tiró recto, sin aliviarse y con la verdad por delante, que le valió para cortar una oreja.

La estocada fue el resumen de su actuación: se tiró recto, sin aliviarse y con la verdad por delante
El tercero siempre se apoyó sobre las manos, por lo que su viaje era de escaso recorrido. Nunca pasó más allá de la cadera de Escribano, que inteligente, optó por dejar la muleta retrasada con el propósito de sacar el mayor partido posible al escaso y descompuesto recorrido. No pasaría de una ovación, pero la tarde de Escribano cotiza en alto dentro de su temporada.

La actuación de Octavio Chacón al quinto fue un aprovechamiento de escasos recursos. Con un toro que embestía a la altura del palillo y que no se salía de los vuelos de la muleta, el gaditano fue poco a poco sacando partido de esas embestidas a base de dejar la muleta retrasada y de ganar un paso entre muletazo y muletazo. Faena meritoria al intertar poder y someter a un toro a media altura y que embestía recto. Hábil de piernas y despejado de mente, el gaditano metió la mano con eficacia y dejó una estocada. Dio una vuelta al ruedo. Las buenas maneras que apuntó el segundo en los primeros tercios, pareció torcerse en un quite por chicuelinas de Escribano. Octavio Chacón volvió hacer las cosas con oficio y madurez, pero el astado se vino abajo, costándole mucho repetir.

López-Chaves estuvo impoluto, pero el orden de lidia afectó a una faena, que debió ser premiada, al menos, con una vuelta al ruedo
El primero de Miura fue uno de los toros de la corrida. Bravo y pronto en el caballo, el astado mantuvo la fijeza y la clase hasta el final de la faena, aunque le faltó un poco de humillación. López-Chaves estuvo impoluto, en las formas templadas, en el relajo de la figura, en la ausencia de los toques y el bamboleo de los vuelos. Destacó una seria al natural dando un tiempo entre muletazo y muletazo y otra con la derecha con la mano más baja. El orden de lidia afectó a una faena, que debió ser premiada, al menos, con una vuelta al ruedo. El cuarto, largo y amplio por todos los sitios, fue deslucido y con más complicaciones de las aparentes. Venía por dentro y luego se quedaba en la cadera del salmantino, que con poso consiguió sacar alguna serie con fundamento, dentro de una tarde llena de oficio y saber estar.
Vídeo resumen del festejo


Si te ha gustado puede que te interese:

Galería de la 9ª de las Corridas Generales
Así te hemos contado en vivo la corrida de Miura
Eduardo Miura: 'No creo que hoy alguien haya comido pipas'