Mario Pérez Langa

La alternativa

La temporada 2016 será recordada en la trayectoria de Mario Pérez Langa como el año de su alternativa. Pero más allá de la simbólica ceremonia, recibida en Zaragoza en la Feria de El Pilar y que sirvió para cerrar su gran año, el bilbilitano se presenta como una alternativa real de cara al próximo curso.

Su rodaje estas últimas campañas en las ciudades sin tranvía le han hecho coger tablas y recursos, poner a punto sus potros y soltarse de cara a lo que está por venir, alguna que otra incursión en el circuito más selecto al que el aragonés se ha hecho acreedor con su envidiable palmarés.

Porque su estadística dice que sale casi a dos orejas por tarde (50 en 26 actuaciones), que ha paseado tres rabos y que desorejó por partida doble a 15 de las 49 reses que lidió. Su principal radio de acción se situó en la zona centro - norte, aunque cuando cruzó esa imaginaria frontera sus actuaciones también se tradujeron en éxito.

Zufre en Huelva (tres orejas de un lote de Conde de la Maza) y Algemesí (dos puertas grandes en el abono frente a reses de Cebada Gago y San Pelayo) atestiguan esa teoría. En El Pilar dio dos vueltas al ruedo el día de su doctorado, pero lo verdaderamente importante fue el trasfondo de sus dos actuaciones, reveladoras de su ilusionante porvenir.